Articles

Juego Vs. Realidad

In Sin categoría on septiembre 2, 2009 by dewmarch

He descubierto un nuevo vicio en Facebook. Los juegos. El de Restaurant City: ¡guau! Altamente recomendable. También juego Farmville. Es menos rápido, y no me he picado con él, pero lo sigo jugando. De pronto descubro entre mis amigos algunos que empezaron a jugarlo después de mí y que ya me han superado en puntos.
 
En Farmville tengo una pequeña granja. Siembro frutos, hortalizas, cereales. Tengo árboles frutales también. Y animales. En mi granja se dan árboles de todas las especies: palmeras, manzanos, higueras, aguacates, etc. También puedo sembrar muchas cosas, dependiendo del nivel en el que estoy; ahora dispongo de fresa, frambuesa, calabaza, trigo, arroz, alcachofas, entre otras. Cada cierto tiempo mis árboles maduran y yo pizco sus frutos. Y recojo la cosecha… Yo sigo una rigurosa política de rotación de cultivos, pero no es necesaria. Los animales también "maduran". Las gallinas ponen huevos, las vacas dan leche, los patos dan plumas, las ovejas y los conejos dan lana. Tengo una chiva… no sé qué da, (es más no me ha dado nada todavía!!!) pero supongo que también podría ordeñarla. Tengo cerdos y caballos y no sé qué hacen los cerdos (truffles????) que no tengo que matarlos para que me den utilidades. Ninguno de mis caballos ha estado "listo" todavía, así que, tampoco sé qué pasa con los caballos. No importa el clima, no importa la tierra, no importa la lluvia. Puedo sembrar lo que quiera y mis cosechas siempre se dan. Si acaso sucede que se me pasa el tiempo de recogerlas y se pudren. Entre mis amigos, por cierto, he visto granjas enormes!!!
 
Y luego veo la televisión. Los campesinos en Zacatecas no tienen para comer. La sequía les impide tener cosechas y sus animales no tienen pastura ni agua. Uno de ellos le da un mes de vida a sus vacas, a menos que del cielo empiece a caer el líquido vital. Dicen cuánto gastó el señor para sembrar su tierra, la poco que sembró, el resto luce árido. El dinero invertido no podrá recuperarlo. Las cosechas se han perdido ya. Y en Yucatán, también hay sequía! Y hay agua y no está a muchos metros de profundidad, pero no hay redes de distribución para las milpas y las cosechas se pierden también.
 
Yo me divierto un poco con mi granja. Recibo y hago regalos; olvidaba decirlo. Mientras tanto, a otros se les va la vida por sus tierras y se juegan la vida con ellas. Dicen que el juego asemeja a la realidad. Dicen que la realidad virtual nunca será verdad. Y a mí, la enorme prodigiosidad de mi granja me parece un poco tonta. Y el egoísmo de la tierra seca me parece cruel. Que la vida fuera tan fácil como el juego! ¿Cómo sería entonces la vida? Y cómo serían entonces los juegos? Jugaríamos en granjas cuya tierra no es fértil y cuyos animales mueren de hambre y sed?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: