Articles

MORALEJAS

In Sin categoría on octubre 11, 2009 by dewmarch

* ¿Duele? Sí, si duele. Dicen que la primera vez es la más difícil, pero creo que en términos de dolor no aplica. Duele otra vez, acaso más que la primera porque sientes que no aprendiste nada entonces. No quiero sacar la conclusión más obvia. No quiero construir muros y quedar encerrada entre ellos. La maravilla de encontrar un buen amigo, bien vale la pena el riesgo de que te lastimen.
 
* Silvia me dijo que no debo esperar recibir de la gente lo mismo que yo doy. Pero no estoy de acuerdo. Es como la primaria, si la estudias al menos esperas que aprenderás a leer y a escribir. En términos de amistad creo que lo mínimo que debe esperarse es honestidad y respeto. Difícilmente tendrás el uno sin la otra. No se pueden construir cosas mayores sin eso, a los castillos de arena se los lleva el aire o el mar.
Tampoco creo que si no estoy de acuerdo con Silvia, deba acordar con lo opuesto a lo que dijo: empezar a dar lo que recibo. Lo intenté una vez… y me raspé. Pero es que me faltó el sentido común de ponerme con alguien de mi tamaño… Yo, que no soy siquiera una amateur, intenté medirme con una master… por supuesto que barrió y trapeó conmigo, me enseñó a no volverlo a intentar. Además, me sentí mal conmigo misma… hacer cosas que no van conmigo, imponer, mandar. Ni siquiera me queda. Es como la maldad, la tienes o no la tienes. Con la bondad pasa lo mismo, puedes fingirla, pero el tiempo saca a flote las verdaderas causas. Me alegra no ser buena mentirosa, me enorgullece. Aunque de vez en cuando me tope con pared. Y me duela. Debo ser fiel a mí misma. Ésa es la moraleja aquí.
 
* Mentir, mentir como una estrategia para no lastimar a alguien. Hay una frase que dice: "Los amigos se hieren con la verdad, para no destruirse con la mentira". La verdad puede doler, sí, pero es verdad. La aceptas y adelante. La mentira lastima porque no es natural, la inventaste. Y entonces surge el hubiera que tampoco remedia nada, sólo sigue lastimando.
El otro día vi un programa de televisión. Lo ví ya empezado y no alcancé su final. Pero con la parte media el final no me importa. Era una madre cuyo marido se va de la casa, aparentemente porque tiene otra familia (entre las mentiras de la mamá y el hecho de que no ví el final, pues quién sabe). Pero ella no quiere lastimar a sus hijas y les dice que su papá se fue a trabajar a España. Cuando las hijas quieren buscarlo, ella se ve forzada a inventar más mentiras: no tiene teléfono, no puede llamarlas. La hija mayor, por su parte, es una adolescente muy tech. Tiene celular y usa el internet. A través de sms le cuenta a alguien que su papá se fue a España y que lo extraña. Luego, a través de internet, su papá se comunica con ella. La hija feliz se lo cuenta a la madre y a la madre se le van los colores del rostro; ella sabe que no es cierto. Trata entonces de decir la verdad a la hija, pero esta le dice algo como: "¿y cómo sé que esta es la verdad y no la mentira? ¡no es cierto! mi papito me quiere". Claro, entre creer aquello que nos lastima y creer lo que nos reconforta elegimos con facilidad. La hija sigue hablando con el padre aún y cuando la madre hace todo lo posible por impedirlo (le quita el celular, le quita la computadora). Al final hija y padre hacen una cita. Los amigos quieren acompañarla, pero ¡es mi papá! no va a pasarme nada malo. Ella va sola. Encuentra a un hombre que le dice que su padre le pidió llevarla a otro lado. La niña entonces piensa que está en peligro, pero es demasiado tarde. El tipo abusa de su fortaleza física y se la lleva a otro lugar.
No me pregunten el final, les digo que no lo ví. Pero era del programa La rosa de Guadalupe en el que la gente le pide milagros a la Virgen y ella se los da, así que es de suponerse un final feliz. Sólo imagino a esa madre ficticia y espero, de verdad espero que hubiese aprendio la lección. Mentir no conduce a nada, sino a más mentiras. Y eventualmente la verdad sale a flote y entonces duele más porque alguien se atrevió a mentirte.
 
* No te quiero lastimar. Fernando me lo dijo tantas veces. Y yo le creía, aún le creo. Es un cabrón, pero no es un maldito.  Los dos sabíamos que eso iba a ocurrir. Él pensó que iba a ser antes y yo pensé que iba a ser menos. Los dos nos equivocamos. Sólo sé que la última vez no fue así: creo que temió encontrarse con una acosadora que lo siguiera buscando a él, o a su familia, que es peor. Y entonces optó por el camino fácil: lastimarme para que fuera yo quien terminara. Y le salió muy bien, por cierto.
Pero pienso en El Secreto: no te quiero lastimar, no te quiero lastimar, no te quiero lastimar. Nos centramos en eso, llamamos energía y al final: ¡bam! sucede, lastimamos a esa persona. ¿Debemos concentrarnos entonces en hacer algo bueno por la gente, en vez de no hacer algo malo? Suena lógico.
Lo peor es que ahora me siento igual. Tal vez no quería lastimarme, pero al final sacó el as bajo la manga para hacer algo determinante: estas son mis cartas y así voy a jugarlas, toma una decisión.
Y yo? ¿Qué decido? No hay nada que yo pueda decidir. La decisión la ha tomado ya. Te lastimo para que no tengas nada que decir. Para terminar con esto.
 
Decido entonces escribir a manera de consuelo. Decido "vomitar" como lo escribió alguna vez un bloguero. Y después, voy a lavarme la boca. No quiero el sabor amargo de la hiel en los labios porque eventualmente me sentiré en necesidad de escupirla. No quiero esta sensación de desencanto y apatía conmigo, esta tristeza, esta soledad. Voy a lavarme la boca y el corazón también.
¡Qué Dios te bendiga! Buena vibra de mi para ti!

Una respuesta to “MORALEJAS”

  1. Hey … primero una disculpa por entrar a tu blog, segundo, no manches, osea tus palabras son super llegadoras, de cierto modo me senti identificado contigo, porque en verdad ya no tengo palabras para expresar lo ques siento, bueno como sea … también senti como un alivio, porque para olvidar primero debemos perdonar … y aunque queramos el mundo no se detendra, gracias !! saludos😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: