Articles

TOKIO BLUES

In Libros on octubre 21, 2009 by dewmarch

Ayer por la noche terminé de leer las 196 páginas de este libro de un escritor japonés, Haruki Murakami. La traducción de Lourdes Porta intuyo que es muy buena, porque no tuve conflicto al leer el libro.
 
Leer un libro de un escritor japonés no me parecía buena idea. Simplemente los siento tan lejanos a nosotros en su idiosincracia que temí que la novela no me atrapara o incluso no la entendiera. Pero fue una sugerencia de Jesús, el coordinador de mi taller de los martes. Curiosamente lo recomendó dos veces al leer textos míos. El texto de "Del amor y otros demonios" y un texto para Daniela que no he publicado aquí. A todos en el taller les parecieron cartas, pero yo no las escribí como tales, simplemente escribo para alguien en particular y entonces eso parecen. Como el libro contiene las cartas que se escriben los protagonistas, Jesús se remitía al libro al leer mis textos.
 
Pues el caso es que ya iban dos recomendaciones, acompañadas luego del envio en PDF del libro a nuestros correos. Y me dispuse a leerlo. El libro es bonito, agradable, aunque, como leí en algunas reseñas, se pierde un poco en su segunda mitad y tiene un final que a mí tampoco me gustó.
 
Totalmente "peliculable"… Me entusiasma incluso la idea de ver su adaptación en la pantalla grande. Mis "pesquisas internetosas" me dicen que ya hay un director interesado y que supuestamente la película se estrenaría este año… Habrá que ver. El libro llega a parecer una novela rosa en algunos puntos, de tan tierno que es; eso sí, la nostalgia y melancolía permanecen constantes en la primera parte del libro, es lo blue de Tokio Blues. Después, cuando el protagonista llega de haber visitado a su co-protagonista femenina en una especie de centro de rehabilitación en las montañas, ese aire de nostalgia se pierde un poco y la novela cae ligeramente. Pero no te desprendes totalmente de ella y logras llegar al final.
 
Lo que más me gustó es que no me resultara ajena como lo imaginaba. Me imagino que una adaptación cinematrográfica del libro fácilmente podría presentarnos a DF Blues, New York Blues, Buenos Aires Blues. O sea, me parece que lo que expone Murakami en su libro no es privativo de los japoneses.
 
El final no me gustó porque Watanabe, el narrador y protagonista de la historia, se deja ver como un redentor del sexo. O sea, en vez de otros encuentros que pudieron haber sido incluso esperados por el lector, el autor presenta uno que a mí en lo particular me resulta chocante. Por cierto, creo que nunca logré entender a Watanabe, descifrarlo, jajaja… ojalá hubiera él presentado una descripción de sí mismo, me hizo falta y me quedé esperando el encuentro "en un lugar muy extraño" con su amigo Nagasawa (o algo por el estilo).
 
Ahora no hay propiamente extracto, pero sí esta partecita:

Al otro lado de la linea, Midori enmudecio durante largo tiempo. Aquel silencio recordaba todas las lluvias del mundo cayendo sobre la faz de la Tierra.

Me suena muy Sabinesca esa frase. Rica… Así es la lectura de Tokio Blues, altamente recomendable.

Por cierto, el libro que tenía de Inteligencia Emocional era prestado, y ahora que estaba pesando seriamente en retomar su lectura me lo han pedido de vuelta. Yo compré uno usado y lo presté, pero como Nelson me dijo que había abandonado su lectura, pues se lo pediré… Esperen resúmenes pronto, de momento leeré El beso de la mujer araña y luego se los platico, va?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: