Articles

Sábado por la mañana

In Taller on abril 14, 2010 by dewmarch

Este es el texto que llevé a la sesión de ayer del taller. Es una vuelta a los textos personales. Aunque no lo tenía contemplado dentro de lo que estoy escribiendo a Daniela, Jesús dijo que quedaba perfecto y le parecía el texto mejor logrado de lo que he escrito para ella, así que, cambiando ligeramente la redacción lo haré formar parte de ese volumen. Les gustó en general mi texto, aunque dicen que escribo demasiado rosa, jajaja… y sí… pero tomen en cuenta lo que me inspira: una pequeñita de nueve meses que es lo más hermoso que he conocido en mi vida! Con inspiración así no puedes escribir de otra manera. Y luego comparo mis textos con otros que son de colores grises nauseabundos y otros que son verdadera nota roja, como el que llevó ayer Raziel y mis textos lucen más rosas todavía, jajaja…
 
Para los que me siguen, saben que he escrito para Daniela a raíz del taller, aunque nunca había publicado aquí uno de esos textos, esta será la primera vez que lo hago, pero sepan que los textos que escribo van mucho con el estilo del que aparece en estra entrada.
 
 
 

Salimos de paseo sabatino al Rancho La Joya, so pretexto de que empiece a manejar en carretera. Durante muchos años, visitamos ese rancho religiosamente una vez por semana; ¡tantos recuerdos se encuentran asociados a ese lugar! Nos acompañan Candy y Bebé, las perritas; sacarlas a pasear es el otro gran pretexto del día. El rancho las hace felices, lo sospecho por la increíble ansiedad que muestran una vez que saben que vamos a salir y por el gozo que reflejan cuando por fin hemos llegado; saben que estando ahí no usarán cadena y no habrá rejas para contenerlas, se saben libres.

 

Ya en el rancho, caminamos; ante nosotros se extiende un tapiz de espigas doradas hasta el horizonte, por encima el cielo es de un intenso color azul y tiene pecas y lunares blancos. Bajo el suelo se encuentran Bony y Pelusa… es inevitable recordarlas. Las llamo para ver el efecto sobre nuestras acompañantes. No pasa nada. Tal vez las han olvidado. O tal vez sólo han olvidado sus nombres, y los perros, como nosotros los humanos, llevan consigo algunos recuerdos hasta la eternidad.

 

Imagino a Bony y a Pelos en un lugar como este, con un cielo igualmente azul de motas blancas, árboles de bondadosa sombra y un arroyo serpenteando con sus aguas cristalinas por el verde campo. Ahí también deben estar Busy y Pancha y el Capulín… y otros perros, nuevos amigos para ellas. Habrá una cabaña y gente buena que disfrute su presencia y les brinde cuidados. Las imagino felices donde están. Aún así, abandonan su paraíso y acuden al llamado, siento que caminan con nosotros, ¡les alegra tanto vernos!

 

Pienso que la mente es un lugar de insondables rincones, y aunque parezca atiborrada de recuerdos, siempre tiene espacio para uno más; me impacienta poblar la mía de nuevas remembranzas. Pienso entonces en Daniela, quiero que también ella venga aquí, que entrene su infantil mente para llenarla de risas y soles, de lluvia y de viento, de perros, caballos y chivas, de lunas impresionantemente llenas que alumbran la noche; quiero que guarde un lugar para mí. Cuando venga, Pelos y Bony podrán conocerla, y aprenderán a quererla como nos quisieron también a nosotros. Y algún día, si yo soy lo suficientemente buena, que de mis perras y Daniela no tengo duda alguna, caminaremos nuevamente juntas en ese paraíso.

 

 

En el párrafo 3 les pareció que hay muchas "y". En el párrafo 4 hay muchas "ll" en un espacio de 2-3 renglones. Jesús insistió mucho que si no se oye mal no hay por qué corregir. En particular el último párrafo le gustó mucho y lo volvió a leer (lo hace a menudo con mis textos, que vuelve a leer él, en voz alta, uno de sus párrafos). Sólo no le gustó la palabra paraíso para terminar el texto por las implicaciones religiosas que conlleva la palabra en sí misma, y que, efectivamente, no es la connotación que yo deseo dar. Raziel sugirió que terminara con la frase del título y seguiré su consejo, eliminando "la dichosa palabra". Lo corregiré entonces levemente, aunque la corrección nunca la publique aquí. Gracias por leerme, sus comentarios, como siempre, son bienvenidos.

 

Por cierto que el texto de ayer de Sandra me pareció una joyita… aunque a Jesús no le gustó mucho. Yo creo que si había una cuestión de género implícita, que es parte del por qué a mí si me gustó. Sobre todo por el momento, jajaja… tiene una frase que me encantaría de nick! Igual y se la pido, o le pido me deje publicarlo aquí con su debido crédito, pero qué caray que si me haya tocado leer ese texto de ella.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: