Articles

De Camila a Kícham

In Sin categoría on junio 6, 2010 by dewmarch

El sábado de la semana pasada fui al concierto de Camila. Ayer fui a ver Kícham. Si escribo de los dos eventos al mismo tiempo es porque ahora me resulta complicado bloguear… Con el bloqueo de páginas (ésta entre ellas) en la oficina, mi poca inspiración, mi instenso tuiteo y mi cada vez más constante buzzeo, poco tiempo me queda para mi espacio.
 
Del concierto de Camila: No había escuchado canciones del segundo disco, salvo la de Mientes, pero Silvia me las pasó por msn en la mañana, antes del concierto… me gustaron. Llegamos temprano, a pesar de que yo creí todo el tiempo que el concierto era el domingo y tenía todo planeado para que así fuera. Tuvimos un buen lugar gracias a una chica que los apartara para alguien más y no tuvo la precaución de decírnoslo antes de que nos sentáramos… sorry… los asientos no estaban apartados con cosa alguna y ella solita quería apartar toda la fila!!!! No way! Una vez sentada no habría habido poder (salvo el de la ley) que me quitara de ahí.
El concierto fue amenizado por una pareja de gays que se portaron de lo más tierno y enamorado que he visto… el amor, el amor…
No conozco mucho la música de Camila, así que poco canté. Pero valió la pena por haber escuchado Todo cambio y Coleccionista de canciones. La Velaria lo más lleno que la había visto y escuchado yo, al siguiente día me enteré que Camila rompió récord de asistencia.
Salir de las instalaciones de la feria fue complicadísimo… con carros estacionados donde no debían, sólo un carril permitía el flujo vehicular… más de media hora para salir del estacionamiento.
 
Kícham 2010: No sé cuándo vi Kícham por última vez… supongo que hace dos años… Ya tenía varios Kícham que no me parecía que hubiesen superado al anterior. Creo que en éste si pasa eso, aunque tampoco creo que haya superado al que me dejó mejor sabor de boca…
Lo que sí es que Elia María Morelos sacó un final para callarle la boca a sus detractores que dicen que Kícham es lo mismo siempre, por el hecho de ser iguales su obertura y su final. El espectáculo fue bonito y yo estuve tomando fotos como nunca en la vida. 
Pregunta abierta: ¿por qué la gente sigue envidiando Kícham? Por qué no se dedican a lo suyo y dejan a Korián trabajar en paz. Por qué la gente no adopta lo que se le ofrece como "hecho por y para durangueños" cuando antes no había nada, cuando lo que se ofrece es bueno, por qué chingar la vida con cosas como "es igual"… ¿acaso la Guelaguetza cambia enteramente año con año? Cómo algo logra hacerse típico si sólo se hace una vez? Es tan fácil criticar y es tan díficil crear… Reto a cualquier grupo artístico duranguense a llenar el Teatro Ricardo Castro no una, ni dos, ni tres, sino 6 veces… Y llenarlo no sólo con primos, abuelos y tíos, sino con público en general… Por qué dejar que tu boca hable palabras de otro para juzgar lo que no has visto…
Lo que yo puedo decir es que Kícham jamás prometió renovarse 100% cada año… Kícham prometió dar y promover la identidad duranguense a través de la difusión de nuestras tradiciones y cultura. Lo ha logrado… no sólo Kícham rescata lo que ya existe, sino que se sigue promoviendo la creación de nuevos textos, de música, creada específicamente para el espectáculo, que queda, para siempre, en el catálogo cultural de nuestro pueblo. El que ame a Durango, que vea Kícham; el que quiera conocer a Durango, que vea Kícham… el que quiera joder… que vaya y chingue a su madre… ¡he dicho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: