Articles

¡Ser tía es maravilloso!

In Sin categoría on julio 17, 2013 by dewmarch

Somos importantes en la vida de nuestros sobrinos, podemos actuar como madres, hermanas y amigas de ellos.

Nos encanta ser tías, está lleno de ventajas, no sólo para nosotras sino también para los sobrinos.

¿Qué es ser tía? Una tía es una mujer orgullosa de tener en su ordenador, teléfono y casa la foto de una niña o niño que considera la persona más bella. Una mujer que sabe que su vínculo con esa criatura es para siempre y que tiene el derecho de condecorarlo con abrazos, besos y regalos… que gasta parte de su sueldo para encontrarle un juguete o para general la cuota de las actividades extracurriculares a las que desea asistir.

Una tía es un apoyo en el crecimiento de sus sobrinos, pues a través de su presencia, aporta el amor y la aceptación que todo infante necesita para crecer de forma saludable y satisfacer sus necesidades de amor.

La tía como tal no es una madre con autorización legal, pero sí es una protectora por naturaleza. Su importancia radica en crear lazos afectivos y asistir a los momentos en los que la rebeldía del sobrino o sobrina no cede a la autoridad de los padres, para estableces confianza y apertura.

Una tía es una señora con más abrazos y besos que regaños, pero también alguien que establece límites, enseña con el ejemplo, estímula con métodos diferentes a los paternales, aplica una dosis de complicidad, y siempre está dispuesta a ser una oreja.

Una tía es una madre disfrazada de amiga. Un condimento extraordinario, pues tiene lo necesario para orientar, aconsejar, amar y lo suficiente para crear travesuras, hacer realidad fantasías, sueños y aventuras.

Quien sabe desarrollar las virtudes de ser tía se siente orgullosa de serlo (yo así me siento), pues es una bendición que la vida te regala para apoyar a un ser a crecer y creer en sí mismo.

Algunos “tips” (consejos) para ser tías excelentes

  • Involúcrate. Involucrarte con tu sobrino/a implica saber quién es él/ella; es tomar el riesgo de conocerlo, saber qué le sucede, qué siente, cuáles son sus miedos. Sin importar la diferencia de edad que tengas con él/ella, busca medios para acercarte y crea vínculos entre vosotros.
  • Ámalo. Amar es sentir regocijo por la existencia de ese ser. Disfruta de que sea parte de tu vida y no postergues por el trabajo u otras obligaciones el tiempo para compartir con él/ella, porque el único tiempo que tienes es ahora. Expresa tu amor en todas las manifestaciones posibles, edúcalo en vivir en el amor, en la energía de la construcción y ampáralo de sus temores.
  • Sé una “caza-fantasmas”.

Este texto apareció en El Sol de Durango, por cortesía de http://todamujeresbella.com según cita el propio texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: