Archive for the ‘Poesía’ Category

Articles

A

In Poesía on noviembre 1, 2014 por dewmarch

A dónde vamos amor. A dónde vamos.

Sólo hay una región de intensidades.

Si te caes de mi brazo, no me culpes;

si te vence el hastío

no me observes como auscultando una paloma herida;

si se cansan tus pies, no continues

pues continuar sería como un acto cuya exigencia nos lacera el gesto;

si me fallas, amor, pues qué le hacemos,

ni modo de andar juntos para odiarnos;

pero si llegas conmigo a donde vamos

recuerda que el amor lo hizo el camino.

Fernando Corona

Anuncios

Articles

Me agrada

In Poesía on mayo 1, 2010 por dewmarch

Me enviaron esta joyita por correo y lo agradezco… ¡qué bonito! Creo que este es el verdadero feminismo, el aceptar nuestras virtudes y defectos y tratar de ser mejores cada día, sobreponiéndonos a las dificultades que el mundo nos presente… pensándolo bien, esto último no tiene género… eso es humanismo en realidad!!! Pero el poema si lo tiene y las verdades que contiene también: ARRIBA LAS MUJERES!

ME AGRADA

Me agrada que me digan que soy histérica
porque entonces puedo
lanzar los platos a la cabeza
de quien intenta hacerme daño.

Me gusta que me llamen bruja porque
puedo quemar el lecho
donde me abusan.

Me gusta que me llamen débil,
porque me recuerdan que la unión hace la fuerza.

Me gusta que me digan chismosa,
porque nada de lo humano me será ajeno.

Pero lo que más agradezco, lo que más
me agrada, lo que más me gusta
y lo que me hace más feliz es
que me digan loca,
porque entonces ninguna libertad me será negada.

Me agrada saber que mi cerebro es más pequeño
que el cerebro del hombre,
porque entonces mi cerebro cabe en todas partes..

Me agrada que me digan que carezco de lógica,
porque entonces puedo crear una lógica
menos fría y más vital.

Me agrada que me digan que soy vanidosa,
porque puedo mirarme al espejo
sin sentirme culpable.

Me agrada que me digan que soy emocional
porque puedo llorar y reír a gusto.

Una y mil veces me quemó la Inquisición
y aprendí a nacer de las cenizas.

Me encerraron en un harem
y encerrada no dejé de reír.

Me pusieron un cinturón de castidad
y adquirí las artes de un cerrajero.

Cargué fardos de leña
y me hice fuerte.

Me pusieron velos en la cara
y aprendí a mirar sin ser vista.

Me despertaron los niños a medianoche
Y aprendí a mantenerme en vigilia.

No me enviaron a la Universidad
y aprendí a pensar por mi cuenta..

Transporté cántaros de agua
y supe mantener el equilibrio.

Me extirparon el clítoris
y aprendí a gozar con todo el cuerpo.

Pasé días bordando y tejiendo
y mis manos aprendieron a ser más
exactas que las de un cirujano.

Segué trigo y coseché maíz,
pero me  quitaron la comida
Y con hambre aprendí a vivir.

Me sacrificaron a los dioses y a los hombres
Y volví a vivir.

Me golpearon y perdí los dientes
Y volví a vivir.

Me asesinaron y ultrajaron
Y volví a vivir.

Agradezco ser hembra, porque el hombre
no es el centro del universo,
sino apenas un eslabón más en la cadena de la vida.

Agradezco que me digan que soy irracional,
porque la razón ha conducido a los peores actos de barbarie.

Agradezco no haber inventado la Tecnología,
porque la tecnología ha envenenado el agua y el ozono.

Agradezco que me hayan colocado
más cerca de la naturaleza,
porque nunca estaré sola.

Agradezco que me hayan confinado al hogar y la familia,
porque puedo hacer de toda la tierra, mi hogar y mi familia.

Estoy feliz que me llamen ama de casa
porque puedo apoderarme de la mía.

Estoy feliz de no ser competitiva
porque entonces seré solidaria.

Estoy feliz de ser el reposo del guerrero,
porque puedo cortarle el pelo mientras duerme.

Estoy feliz de que me hayan excluido del campo de batalla,
porque la muerte no me es indiferente.

Estoy feliz de haber sido excluida de este poder patriarcal,
porque lejos de éste, me alejo de la  ambición y de la codicia.

Estoy feliz de que me hayan excluido del arte y la ciencia,
porque los puedo inventar de nuevo.

Con tantas fortalezas acumuladas,
con tantas habilidades y destrezas aprendidas,
Mujer, si lo intentas,
puedes volver el  mundo al revés.

Tatiana Lobo

 

Articles

Espero curarme de ti

In Poesía on agosto 6, 2009 por dewmarch

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Jaime Sabines

 

Porque a veces, cuando queremos decir las cosas, descubrimos que hay alguien que las dijo mejor… olvidar es imposible… así lo llamamos… en realidad, nos curamos… cuando podemos… y una semana no basta… pero el tiempo, la abstinencia y la soledad ayudan…

Amiga… espero que puedas curarte de él en unos días…

Articles

AUTORETRATO

In Poesía on septiembre 24, 2008 por dewmarch

Yo soy una señora: tratamiento
arduo de conseguir, en mi caso, y más útil
para alternar con los demás, que un título
extendido a mi nombre en cualquier academia.
 
Así, pues,luzco mi trofeo y repito:
yo soy una señora. Gorda o flaca
según las posiciones de los astros,
los ciclos glandulares
y otros fenómenos que no comprendo.
 
Rubia, si eligo una peluca rubia.
O morena, según la alternativa.
(En realidad, mi pelo encanece, encanece.)
 
Soy más o menos fea. Eso depende mucho
de la mano que aplica el maquillaje.
 
Mi apariencia ha cambiado a lo largo del tiempo
-aunque no tanto como dice Weininger
que cambia la apariencia del genio-. Soy mediocre.
Lo cual, por una parte, me exime de enemigos
y, por la otra, me da la devoción
de algún admirador y la amistad
de esos hombres que hablan por teléfono
y envían largas cartas de felicitación.
Que beben lentamente whisky sobre las rocas
y charlan de política y literatura.
 
Amigas… hmmm… a veces, raras veces
y en muy pequeñas dosis.
 
En general, rehuyo los espejos.
Me dirían lo de siempre:
que me visto muy mal
y que hago el ridículo
cuando pretendo coquetear con alguien.
 
Soy madre de Gabriel:
ya usted sabe, ese niño
que un día se erigirá en juez inapelable
y que acaso, ejerza de verdugo.
Mientras tanto lo amo.
 
Escribo. Este poema. Y otros. Y otros.
Hablo desde una cátedra.
Colaboro en revistas de mi especialidad
y un día a la semana publico en un periódico.
 
Vivo enfrente del Bosque. Pero casi
nunca vuelvo los ojos para mirarlo. Y nunca
atravieso la calle que me separa de él
y paseo y respiro y acaricio
la corteza rugosa de los árboles.
 
Sé que es obligatorio escuchar música
pero la eludo con frecuencia. Sé
 que es bueno ver pintura
pero no voy jamás a las exposiciones
ni al estreno teatral ni al cine-club.
 
Prefiero estar aquí, como ahora, leyendo
y, si apago la luz, pensando un rato
en musarañas y otros menesteres.
 
Sufro más bien por hábito, por herencia, porno
diferenciarme más de mis congéneres
que por causas concretas.
 
Sería feliz si yo supiera cómo.
Es decir, si me hubieran enseñado los gestos,
los parlamentos, las decoraciones.
En cambio me enseñaron a llorar. Pero el llanto
es en mí un mecanismo descompuesto
y no lloro en la cámara mortuoria
ni en la ocasión sublime ni frente a la catástrofe.
Lloro cuando se me quema el arroz o cuando pierdo
el último recibo del impuesto predial.
 
Rosario Castellanos
 

Articles

RIMA

In Poesía on septiembre 24, 2008 por dewmarch

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mis labios una frase de perdón…
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.
 
Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: "¿Por qué calle aquel día?"
y ella dirá: "¿Por qué no lloré yo?
 
Gustavo Adolfo Bécquer

Articles

ANDAR

In Poesía on agosto 21, 2008 por dewmarch

Es andar que turba los sentidos,
que despierta sin pudor todo mi antojo,
fantasía de besar tus labios rojos,
intención de saber de lo prohibido.

Tienes dueño, te cuida tan celoso,
corazón que agoniza de impotencia,
en tus ojos traición que se evidencia,
ansiedad del bocado mas hermoso.

Y no habré de desistir, tan obstinado,
un mensaje, un llamado, alguna nota,
ansiedad me consume gota a gota:
desatino de sentir enamorado

Tan paciente aguardo la ocasión
y tus gestos alientan atrevidos,
mil caricias de luz han prometido
y secreta madura la pasión.

Ningo

Articles

OTROS BRAZOS

In Poesía on agosto 20, 2008 por dewmarch

Tan difícil saberte en otros brazos,
el amargo sabor de la evidencia,
eras parte de mí, eras esencia,
tan vigente la tibieza del abrazo.

Es nostalgia, una pizca de tristeza,
corazón aún reclama tu querer,
es lamento, porque ya no puede ser;
hoy mi piel no sabrá de tu belleza

Tantas noches, cariño inolvidable,
dulces besos y todas la ternura,
aventura, sabor a travesura
tan feliz, disfrute incomparable.

Agradezco que me hayas sucedido,
compartimos la dicha, cada cosa
fue milagro, perfume a fresca rosa,
¡maravilla sin duda lo vivido!

Ningo